Actualidad

La FBG recibe una ayuda AGAUR-LLAVOR para desarrollar un sensor de detección de gases con etiquetas colorimétricas autoadhesivas

La FBG ha obtenido una ayuda por valor de 20.000 euros para el proyecto ‘Sensores colorimétricos de bajo coste para la detección de gases orientado a aplicaciones IoT (SensorTape)’, dirigido por el Dr. Cristian Fàbrega, investigador del Departamento de Ingeniería Electrónica y Biomédica de la Facultad de Física de la Universidad de Barcelona (UB).

El siglo XXI será conocido por el desarrollo del nuevo paradigma en la industria y los servicios llamado «Internet of Things» (IoT, Internet de las Cosas). La irrupción de Internet ha permitido que las personas estemos hipercomunicadas y que tengamos acceso a cantidades enormes de información. Sin embargo, el paso siguiente es conectar «las cosas»: las máquinas, los aparatos, los objetos de consumo, las fábricas, etc., y los usuarios y operadores, para conocer y mejorar su funcionamiento y mantenimiento. Las tecnologías de sensores, redes de comunicaciones, procesamiento de grandes cantidades de datos (big data) y el uso de la inteligencia artificial permitirán optimizar procesos, mejorar el diseño de los productos, corregir más rápidamente las averías y, en definitiva, ofrecer productos y servicios mejores y más ajustados a las necesidades de los clientes.

En este contexto, un equipo de investigación de la UB liderado por el profesor Cristian Fàbrega ha presentado un proyecto para desarrollar un nuevo tipo de sensor de gas compatible con aplicaciones inalámbricas y la IoT. El objetivo del proyecto es determinar la viabilidad técnica y comercial de sensores de gases basados en materiales de muy bajo coste y bajo consumo: una etiqueta colorimétrica y un cabezal lector. Estas innovadoras etiquetas serán autoadhesivas y estarán impresas con un indicador colorimétrico, es decir, una sustancia que cambia de color en presencia de un gas determinado y que puede ser diseñada para detectar una gran variedad de gases con mucha precisión.

De este modo, sólo cambiando la etiqueta adherida al cabezal lector, con un procedimiento que no requiere ningún conocimiento técnico, el usuario podrá disponer siempre de un sensor nuevo a estrenar, fiable y bien calibrado. Esta flexibilidad permitirá también monitorizar diferentes gases adquiriendo diferentes tipos de etiquetas, sin cambiar de cabezal lector. Varias empresas del sector ya han manifestado su interés por esta tecnología, cuya aplicación comercial se determinará durante el proyecto.

El proyecto, con número de expediente 2018-LLAV-00013, ha recibido una ayuda otorgada por la AGAUR en la modalidad ‘Ayudas Semilla para proyectos innovadores con potencial de incorporación al sector productivo’, y está financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la Unión Europea en el marco del programa operativo FEDER de Catalunya 2014-2020.

      

Comparte esta entrada: