Actualidad

Carmen Escolano «Tenemos un compuesto candidato que mejora el comportamiento y el déficit cognitivo de dos modelos animales»

Carmen Escolano lidera un equipo de investigadores de la Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación que, junto a investigadores de la Universidad del País Vasco y de la Universidad de las Islas Baleares, ha identificado una nueva familia de compuestos que son una potencial diana terapéutica contra el Alzheimer, los receptores imidazólicos I2. El grupo presentará la tecnología en la próxima edición del Science + Partners, una iniciativa organizada por la Fundación Bosch i Gimpera que reúne a investigadores de la Universidad de Barcelona y a inversores.

¿Cómo funcionan estos nuevos compuestos?

Un miembro del grupo de investigación, el profesor García Sevilla, determinó que los receptores imidazólicos I2 se encontraban incrementados en el cerebro de pacientes que habían muerto de Alzheimer. Entendimos, por tanto, que estos receptores jugaban un papel importante en la enfermedad. Cuando encontramos esta nueva familia de compuestos, que tiene una estructura química muy distinta a todo lo que había anteriormente en farmacología, decidimos contactar con diferentes grupos de investigación y probarlos uniéndolos a estos receptores.

Hemos hecho ensayos in vitro en cerebros humanos que nos han indicado que estos compuestos se unen con alta afinidad y selectividad a esos receptores. Hemos hecho también ensayos in vivo con animales con déficits cognitivos, y se ha visto que mejoran muchísimo cuando son tratados con estos compuestos, que no dan toxicidad a corto plazo.

Estamos pasando las fases necesarias para hacer avanzar nuestra familia de compuestos a la fase preclínica. Si el proyecto siguiese adelante el objetivo final sería disponer de un compuesto candidato para tratar a personas con enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer, el Parkinson, algunas depresiones, etc.

¿Qué mejoras ofrece el fármaco?

Lo que nosotros hemos visto es que en un modelo animal adecuado para enfermedades neurodegenerativas y en otro modelo de Alzheimer este fármaco produce mejoras considerables del déficit cognitivo. Además, los parámetros bioquímicos asociados a las enfermedades han mejorado muchísimo. Solo podemos hablar de este punto. Si puede ser preventivo, si puede actuar en las primeras etapas… no lo sabemos, porque los ensayos que hemos hecho han sido en animales que ya están enfermos. Un ratón afectado por Alzheimer no tiene ningún interés cuando le colocas un objeto nuevo en su habitáculo. Un ratón que no tiene la enfermedad siempre tiene la curiosidad, rápidamente se acerca al objeto, lo huele, da vueltas a su alrededor… Los ratones que en su momento no mostraban interés, cuando se les ha dado el compuesto mejoran sus movimientos, mejoran su capacidad de atención, les interesa lo que se les pone nuevo… y eso, evidentemente, es importante.

Lo ideal en Alzheimer sería actuar en las primeras etapas, no cuando la enfermedad ya está desarrollada. Pero ahora lo que tenemos es esto. Hay modelos con los que se puede estudiar la prevención, y si conseguimos la inversión adecuada, los estudiaremos.

¿En qué momento se encuentra la tecnología?

Los investigadores nos encontramos con dos problemas: primero tenemos que encontrar algo que científica o socialmente sea importante. En este caso hemos encontrado algo que parece prometedor, con un alto impacto en la sociedad. Tenemos cubierta toda la teoría de lo que sería un descubrimiento interesante, pero ahora tenemos que encontrar la financiación adecuada para tirarlo adelante, y eso es lo más difícil. La idea es que en algún momento determinado alguna empresa se interese en esta fase inicial en que la patente se está evaluando todavía, y licenciarla o bien conseguir que alguna entidad invierta en el proyecto.

Entre los autores de la patente está el profesor Luís Callado, de la Universidad del País Vasco, que es quien ha realizado todo el estudio de unión al receptor en cerebro humano. También participa el profesor García Sevilla, de la Universidad de las Islas Baleares. Él fue la persona que describió que estos receptores se encuentran incrementados en pacientes con Alzheimer y es uno de los profesores con más reconocimiento a nivel mundial en este tipo de receptores. La Dra. Pallàs, de la Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación, es la responsable de los estudios de comportamiento en modelo animal. Dentro del equipo de investigación actual cabe destacar la contribución de la Dra. Julia García-Fuster, de la Universidad de las Islas Baleares, que es la responsable de los estudios de hipotermia en animales; la Dra. Belén Pérez, que es la investigadora que realiza los estudios de paso de barrera hematoencefálica y farmacocinética; y el Dr. Francesc Sureda, de la Universidad Rovira i Virgili, encargado del estudio del mecanismo implicado en la acción de los compuestos. También destaca la colaboración de la Universidad de Santiago de Compostela, que nos hace todo el estudio de marcadores metabólicos y toxicidad. Contamos también con la colaboración del profesor Li, de Búfalo (Estados Unidos), que está haciendo estudios de analgesia. A nivel científico todo ello está generando bastante interés, y también hay dos empresas interesadas en la transferencia de la patente.

¿Qué importancia tiene la relación entre universidad y empresa?

Lo que un investigador hace se tiene que acabar comercializando para aportar mejoras a la sociedad. ¿Quiénes están en medio? Las empresas, que son las responsables de la comercialización. Son el paso intermedio entre la Universidad y la sociedad, alguien que se encargue de comercializarlo. Cuando trabajas en algo que quieres que llegue directamente a la sociedad necesitas saber qué quieren las empresas, qué les interesa, para llevarlo a cabo. En ese sentido las empresas son fundamentales. Sin una empresa de por medio nosotros nunca llegaremos al mercado. A no ser que algún investigador cree una spin-off, pero, al fin y al cabo, una spin-off ya es una empresa.

¿Qué espera de su participación en el Science + Partners?

Yo lo que espero del Science + Partners es básicamente que las empresas nos aporten su opinión acerca del proyecto y sobre los que serían los pasos inmediatos a seguir para aumentar su atractivo para su transferencia. El desarrollo en fármaco es muy complejo, cada indicación es diferente a la otra. No es lo mismo un fármaco con actividad sobre el sistema nervioso central que tiene que pasar la barrera hematoencefálica que otro que actúa a nivel cardiovascular, por ejemplo. No existe ningún manual que te explique qué es lo que necesitas. Las empresas son las que tienen que decir qué es lo que falta para que el proyecto sea más atractivo o esté más cerca de ser licenciado.

 

Más sobre Carmen Escolano

El mejor descubrimiento de la historia

Todos los inventos son relevantes. Hoy en día cualquier descubrimiento de un nuevo receptor o marcador, aunque parezca que no tiene una gran relevancia, puede desarrollar cantidad de tecnología a su alrededor y acabar convirtiéndose en algo importante.

Un referente científico

He tenido como referentes las personas que han contribuido a mi formación desde que acabé la carrera, pero como referentes actuales yo te diría que lo son los profesores universitarios que tienen unas ganas enormes de trabajar, aunque cuenten con poca financiación. O sea que, como referentes científicos, nosotros mismos, que vivimos y trabajamos al día y que hacemos el papel de formar a nuevos investigadores lo mejor que podemos.

Qué avance le gustaría ver

Me gustaría ver mucho dinero invertido en la lucha contra el cáncer. Tenemos el ejemplo del sida, que se consiguió convertir en una enfermedad crónica porque se invirtió mucho dinero. Creo que hay que hacer unas políticas importantes de inversión a largo plazo y considerar que los proyectos necesitan una financiación considerable y, también, que darán resultados a varios años vista.

La FBG es…

…el organismo que nos ayuda en la transferencia. Es un equipo de profesionales que, igual que nosotros, luchan –no siempre con todos los medios necesarios– para transferir proyectos a las empresas. Nosotros también trabajamos con empresas para obtener financiación adicional, y la gestión de estos contratos requiere una gestión por parte del investigador en la que debe invertir demasiado tiempo.

Comparte esta entrada: