Actualidad

Enlighting Technologies amplía capital en 450.000 euros para su sistema de iluminación inteligente

Las personas pasan el 90% de su tiempo bajo luz artificial que condiciona su biorritmo, su estado de ánimo y sus niveles de actividad. Con la tecnología que se está desarrollando alrededor de la iluminación, ¿por qué no desarrollar una iluminación artificial que pueda afectar a las personas de manera positiva? Eso es lo que se preguntaron los investigadores Blas Garrido, Sergi Hernández y Adrià Huguet, de la Universidad de Barcelona, cuando se embarcaron en el desarrollo de una tecnología LED para obtener luz biológicamente adaptada a cada necesidad y energéticamente eficiente. Una luz dinámica, siguiendo los ciclos circadianos del sol: que por la mañana actúe de energizante, durante el día nos mantenga activos y a última hora del día sea más relajante.

Del desarrollo de esta tecnología nació Enlighting Technologies, spin-off de la Universidad de Barcelona. Ahora, BeAble Innvierte Kets Fund, el único fondo de España especializado en transferencia de tecnología con aplicación industrial y que constituyó la empresa en 2017 junto con los investigadores de la Universidad de Barcelona, ha decidido continuar apostando por el proyecto con una inyección de capital de 450.000 euros que hará crecer la empresa. “Con esta ampliación la idea es empezar a comercializar todo lo que hemos desarrollado durante los últimos cinco años”, comenta Adrià Huguet, CTO de la empresa. El objetivo de la spin-off es cerrar acuerdos con partners industriales que integren su tecnología en sus luminarias o bombillas y trabajar conjuntamente. Hasta el momento la tecnología ha tenido una buena respuesta entre empresas de arquitectura, minoristas y grandes superficies.

Enlighting Technologies está viviendo un 2019 lleno de novedades, ya que a la ampliación de capital se le suma la llegada en enero de Javier Iglesias, nuevo CEO de la empresa, que aportará experiencia dentro del sector de la iluminación y una visión comercial para el desarrollo tecnológico. “Animo a la gente a que se acerque a la universidad. Para mí era algo totalmente desconocido y me he llevado una grata sorpresa”, concluye.

Comparte esta entrada: