Actualidad

Braingaze lanza “BGaze Light”, un programa informático que utiliza técnicas de inteligencia artificial para mejorar el diagnóstico del TDAH

Braingaze, una spin-off de la Universidad de Barcelona, ha lanzado al mercado una nueva herramienta para facilitar el diagnóstico del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). BGaze Light es un programa informático que permite ejecutar de forma muy eficaz y cómoda un protocolo completo de diagnóstico del TDAH, incluyendo los elementos estándar para una evaluación adecuada: la observación, las conversaciones y entrevistas con pacientes y familiares, así como distintas pruebas de atención. Esta novedosa aplicación digital utiliza algoritmos avanzados de inteligencia artificial para interpretar todos estos datos, facilitando la comprensión de la información recogida por el profesional y la precisión en el diagnóstico de este trastorno psiquiátrico que padece entre un 6% y un 7% de la población infantil a nivel mundial.

“La inteligencia artificial permite mejorar la toma de decisiones del profesional porque interpreta el conjunto de datos captados, y aprende de la casuística de miles de pacientes de forma automatizada. Mientras que las directrices de interpretación de datos de guías como el DSM-5 (el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) o el CIE-10 (la guía de criterios diagnósticos de la OMS) básicamente sólo suman la cantidad de síntomas percibidos en diferentes situaciones, la inteligencia artificial es capaz de utilizar detalles como la combinación de síntomas, los datos captados durante las pruebas de atención, la edad y otros datos del paciente”, explica Laszlo Bax, director y cofundador de Braingaze junto con Hans Supèr, profesor ICREA del Departamento de Psicología de la UB.

Entrevistas y videojuegos

Hacer un diagnóstico preciso y objetivo del TDAH que convenza al paciente y, en el caso de los niños, a sus padres no es una tarea fácil, y requiere una recogida y un análisis muy cuidadosos de los distintos indicios. BGaze Light centraliza de forma segura toda esta información utilizando las entrevistas semiestructuradas ACE, que son un instrumento de exploración diagnóstica del TDAH en niños de 5 a 16 años desarrollado por Susan Young. La Dra. Young, una especialista con más de treinta años de experiencia clínica y científica en este campo, es además la presidenta de la sociedad de TDAH del Reino Unido y asesora de Braingaze.

“Estas entrevistas guían al profesional en la exploración diagnóstica para valorar los síntomas clave (falta de atención, hiperactividad e impulsividad) y el nivel de problemas que conllevan tanto en el entorno familiar como en el entorno educativo. El nuevo programa facilita este proceso de recogida de datos, ya que permite a los entrevistados contestar a las preguntas y recoge toda la información automáticamente y cumpliendo todos los estándares de seguridad”, destaca Laszlo Bax.

BGaze Light también incluye un test de rendimiento continuo (CPT por su sigla en inglés) de tipo ‘Posner’ en forma de videojuego. Se trata de una prueba ampliamente utilizada en la práctica clínica, y sobre todo en el campo de la investigación del TDAH, para evaluar la atención selectiva, la atención sostenida y la impulsividad en niños a partir de los 6 años. Al ser un test informatizado, a modo de juego de ordenador, su administración resulta más práctica para los niños. Además, la cuantificación de los resultados –como el tiempo de respuesta, la frecuencia o el tipo de errores– se realiza de forma inmediata y precisa.

Diagnosticar el TDAH a través de movimientos oculares

El sistema BGaze Light, que ya se puede adquirir en castellano e inglés en toda la Unión Europea, se puede transformar en cualquier momento en un sistema BGaze Clinic, desarrollado por investigadores de la Universidad de Barcelona después de más de veinte años de investigación del sistema neurocognitivo. BGaze Clinic, en funcionamiento ya en más de una veintena de clínicas de toda España, utiliza un rastreador ocular para captar unos micromovimientos oculares, llamados vergencia cognitiva, que se han validado clínicamente como biomarcadores del TDAH.

Esta prueba, que tiene una precisión de un 92% en el diagnóstico de niños entre de 7 y 14 años, se puede incorporar a BGaze Light añadiendo un dispositivo específico que capta los micromovimientos oculares involuntarios del paciente mientras juega al videojuego, con lo cual el diagnóstico del TDAH se dota de una perspectiva adicional de base neurobiológica.

Actualmente Braingaze también tiene en proceso de validación clínica soluciones de tratamiento de otros trastornos cognitivos y de atención mediante videojuegos. Además, está validando soluciones diagnósticas para autismo, depresión y la detección precoz de la enfermedad de Alzheimer.

Comparte esta entrada: